Ibertec - La excelencia de la sanidad en pollitas de un día.

Ha ocurrido un error a la hora de comprobar sus datos.

Hide Ha ocurrido un error a la hora de comprobar sus datos.

¿Has perdido la contraseña?

Ha ocurrido un error a la hora de comprobar sus datos.

Ha ocurrido un error a la hora de comprobar sus datos.

Hide Ha ocurrido un error a la hora de comprobar sus datos.

Recupere su contraseña. Por favor escriba su email y su contraseña. Introduzca su nueva contraseña y el mail con el que se registró.

Ha ocurrido un error a la hora de comprobar sus datos.

Volver a lo log-in

Cerrar
Newsletter Ibertec

Algunas claves en las dos fases de cría-recría

febrero, 2021

La recría de las futuras ponedoras cada vez tiene mas importancia para el futuro  éxito de los lotes en producción.

Aunque los objetivos finales mas importantes siguen siendo los mismos (peso del ave al final de la recría con máxima uniformidad) las estrategias para lograrlo se van adaptando  buscando una mayor eficiencia y mejor preparación del ave para afrontar con éxito no solo su vida productiva completa si no lo que cada vez es mas conocido como segunda fase de recría y que es el periodo desde el traslado de la nave de recría hasta alcanzar el pico de puesta.

El objetivo de este artículo es recordar algunos de estos puntos

1. Utilizar un programa de luz intermitente desde el segundo día de vida y durante esa semana:

Favorece la sincronización de su comportamiento.

Las pollitas débiles serán estimuladas por las mas fuertes y encontrarán mas fácilmente el agua y pienso

Mejora viabilidad del lote

Figura 1. Programa de luz desde el segundo día en la granja

2. Aplicación de programa de luz según objetivo final de producción:

n º de huevos ó alto peso de huevo

 

  • La fase de descenso y de estimulación tienen mucha influencia sobre el futuro peso del huevo en fase de puesta.
  • Un descenso rápido de luz implica una respuesta mas rápida al estímulo luminoso del final de recría. Un descenso lento favorece un mayor peso corporal y retraso en la madurez sexual.
  • No incrementar las horas de luz en fase de recría.
  • No reducir las horas de luz en fase de puesta
  • Nunca poner menos horas de luz a la llegada de la nave de puesta de las que tenían en recría.
  • Aumentar la intensidad de luz en la nave de puesta con respecto a la de recría para facilitar la adaptación de las pollitas a la nave de puesta. Pasados 7 días se puede ir reduciendo progresivamente la intensidad.

Gráfica 1. Programa de luz según objetivo final de producción

3. ALIMENTACIÓN

  • Muy recomendable arranque con migaja las primeras 3-4 semanas (favorece un mayor consumo en el comienzo de la recría)
  • Facilitar acceso al pienso, correcto nivel en comedero. No abusar de pienso sobre los papeles, una pequeña cantidad es suficiente.
  • Granulometría:
  • Desarrollar una adecuada capacidad de ingesta

Tabla 1. Granulometría del pienso recomendado en recría

Pienso muy fino

Disminuye el consumo, desequilibrio nutricional

Pienso muy grueso

Consumo por selección

(posible pérdida de uniformidad)

NI EN RECRÍA NI EN PUESTA FAVORECE EL EXCESO DE FINOS BUEN DESARROLLO

DE BUCHE Y MOLLEJA

El adecuado desarrollo corporal de las pollitas, incluye una capacidad de ingesta correcta para poder abordar la segunda fase de crecimiento hasta pico de puesta, momento en que las aves deben incrementar su peso 400-500 grs y comenzarán a exportar rápidamente más de 50 grs de masa diaria de huevo.

Esta capacidad de ingesta se desarrolla fundamentalmente entre la semana 9 y 17 de vida.

Prácticas para mejorar esta capacidad de ingesta de pienso

Ir adaptando desde la semana 6 los horarios de alimentación para conseguir tener hacia la semana 11 de vida, tener 2 horas los comederos vacíos en el medio día. Se aumentarán las pasadas en la tarde y se evitará dar la primera de la mañana antes de 1 hora post encendido de la luz para que se apuren los finos del comedero.

Otra estrategia a seguir puede ser: a partir de la semana 12 y con peso corporal adecuado, suprimir el reparto de pienso durante 1 día por semana.

Incluir en los piensos de 2ª y 3ª fase de recría los niveles de fibra recomendados en nuestra Guía de Manejo.

De esta forma favorecemos el desarrollo de buche/molleja y se irán acostumbrando las pollitas a los horarios de alimentación que se encontrarán en las naves de puesta.

Gráfica 2. Curva de consumo de agua y pienso recría nto 2015: lsl

 

4. Algunas claves más para la primera fase de cría-recría  (hasta traslado a nave de puesta)

 

NO UTILIZAR el crecimiento compensatorio de las últimas semanas de recría.

El principal desarrollo de las aves se produce entre los 28 y 64 días de VIDA:

Desdoblar las aves para mantener una densidad adecuada.

Evitar en lo posible las manipulaciones de las aves en este período.

El tratamiento de picos, se realizará en la primera semana de vida.

Practicar un control de peso semanal de aves desde semana 3 de vida (mínimo 100 aves). Seguimiento de uniformidad del lote, no quedarnos en el peso estándar y tener como máximo 150gr por encima.

Realizar un correcto manejo de los piensos: si el peso corporal es inferior al estandar no volver a pienso de primera fase.

Mayor seguimiento de las aves en situaciones de posible estrés como son las vacunaciones y desdobles (controles de consumo de agua, alimento…).

EL OBJETIVO FINAL NO ES SOLO  OBTENER

EL PESO ADECUADO AL FINAL DE RECRÍA

5. Segunda fase del período cría-recría (traslado a pico de puesta)

La ganancia semanal de peso será de acuerdo al estándar y por eso precisaremos de un adecuado consumo diario de pienso.

No comenzar la estimulación de luz, sin conocer el peso corporal de las aves.

Si el peso corporal es inferior al estandar no incrementar las horas de luz.

Realizar controles de peso semanales hasta hasta la semana 25, cada 2 semanas hasta la 31 y cada 5 hasta el final de la vida del lote.

Realizar una adecuada transición  de Pienso de Recría a Puesta:

  • Utilizar pienso de prepuesta a razón de 1 kg/ave (revisión especial de contenido de calcio).
  • Diseñar y formular el  pienso fase 1 de puesta de acuerdo con los requerimientos de  nutrientes, en relación al consumo de pienso diario y de acuerdo a los requerimientos de nuestra guía  de manejo.
  • Conocer semanalmente el consumo de pienso para realizar una correcta formulación del pienso.
  • Ofrecer una adecuada granulometría del pienso a las aves.

LA RECRIA NO FINALIZA HASTA EL PICO DE PUESTA

NOTICIAS MÁS RECIENTES