Ibertec - La excelencia de la sanidad en pollitas de un día.

Ha ocurrido un error a la hora de comprobar sus datos.

Hide Ha ocurrido un error a la hora de comprobar sus datos.

¿Has perdido la contraseña?

Ha ocurrido un error a la hora de comprobar sus datos.

Ha ocurrido un error a la hora de comprobar sus datos.

Hide Ha ocurrido un error a la hora de comprobar sus datos.

Recupere su contraseña. Por favor escriba su email y su contraseña. Introduzca su nueva contraseña y el mail con el que se registró.

Ha ocurrido un error a la hora de comprobar sus datos.

Volver a lo log-in

Cerrar
Newsletter Ibertec

BLANCOS O MORENOS ¡ESA ES LA CUESTIÓN!

febrero, 2021

Un huevo de primera calidad se caracteriza por ciertos valores internos y por la calidad de la cáscara exterior. Eso significa que la cáscara debe estar limpia y ser lo suficientemente fuerte como para sobrevivir a los procedimientos de manipulación y transporte, especialmente durante las últimas semanas de producción.

Junto con esos criterios principales de calidad de la cáscara y un peso adecuado del huevo, los consumidores dan también importancia al color de la cáscara.

El color de la cáscara del huevo varía de manera considerable entre las distintas razas de aves y viene determinado por los pigmentos presentes. Esos pigmentos se segregan desde el oviducto durante las últimas etapas de la formación del huevo. No existen diferencias apreciables de calidad interna del huevo entre blancos y morenos, claros u oscuros.

Distintos grupos de consumidores en distintas partes del mundo, no obstante muestran diferentes preferencias de color de cáscara del huevo. Esas preferencias parecen venir definidas por los hábitos tradicionales y culturales de cada país.

Así, por ejemplo, mientras que los consumidores norteamericanos o mexicanos prefieren huevos blancos casi al 100%, el consumo de huevos morenos en los países africanos ronda el 90%.

La situación en Europa es más o menos similar. Muchos países europeos, como Portugal, Gran Bretaña o Bulgaria, consumen huevos morenos casi en un 100%. Son una excepción los países escandinavos, en los que la demanda mayoritaria es de huevos blancos. En otros países europeos, como Rusia, Alemania, Holanda o Grecia, se consumen huevos de ambos colores. (Figura 1)

Figura 1. Mercado europeo de huevos morenos y blancos

 

La situación cambia completamente cuando contemplamos los principales productores de huevos en Asia, como China y Japón.

En China, casi el 70% de la producción total de huevos son morenos, con solo un 5% de huevos blancos. El 25% restante de la producción total de huevos de China son de color crema.

Es interesante subrayar que la producción de huevos de color crema en China supone por sí sola más que toda la producción de huevos de los Estados Unidos.

Hay que ser conscientes de que esas estadísticas de los distintos países, lejos de ser constantes, cambian con el paso del tiempo. No obstante, sigue siendo cierto que la proporción de huevos blancos y morenos que se consumen en todo el mundo es a grandes rasgos un 50:50. (Figura 2).

Figura 2. Porcentaje estimado de huevos morenos y blancos alrededor del mundo

El mercado de los huevos en países de Oriente Medio se ha visto influido por las distintas crisis y los desafíos surgidos desde hace muchos años. Los conflictos en la región, junto con brotes de enfermedades como la gripe aviar o la enfermedad de Newcastle, son algunos de los principales desafíos a que se enfrenta ese gran mercado.

Los principales contendientes en el mercado de Oriente Medio son más o menos siempre los mismos: Turquía, Irán, Arabia Saudita y Paquistán.

De esos países, Turquía exporta el 30% de su producción a los países vecinos. Casi el 80% de la producción de Turquía corresponde a huevos morenos, siendo el 20% restante huevos blancos.

La preferencia en cuanto a color de la cáscara en la región muestra un patrón similar al descrito a nivel mundial.

En Irak, por ejemplo, se consumen mayoritariamente huevos morenos, a excepción de algunas zonas del Norte del país donde se prefieren los huevos blancos. En contraste, Paquistán e Irán prefieren al 100% huevos blancos, aunque parece que el patrón está cambiando lentamente en lo que a Irán se refiere.

Con independencia de las preferencias, hay algo que no cambia: lo que importa no es el color, sino el huevo en sí.

Un huevo es un huevo, y es uno de los alimentos más nutritivos y valiosos con los que contamos en este planeta.

Figura 5. Preferencias del huevo a nivel mundial

NOTICIAS MÁS RECIENTES